jueves, 10 de diciembre de 2009

Manfred Bogarín y El Tamal de Peluche, presentan:


20 secuelas inevitables de la Navidad Tica




Antivirus (Jose Díaz)

-Un estrés: en qué ahorro, en qué no ahorro, qué ahorro ni qué ahorro.

-Ríos de guaro. Porque crisis o no crisis, los peces en el río “beben y beben y vuelven a beber”.

-Aparición (como una caspa nerviosa) de nieve sintética en tiendas, locales y hogares llamados “humildes”.

-Una búsqueda desesperada de un arbolito no muy enano, no muy escuálido, no muy caro. Probable compra de un árbol de plástico con todo incluido.

-Reducción del portal a su expresión minimalista o surrealista. Se han visto casos en que en el lugar de la Virgen está una Barbie, o en vez de un niño nace una niña.

-Comprar lotería: o sea, pagar por tener una ilusión. Soñar con todo lo que haría. Y después la triste realidad.

-El baboso discurso del Presidente, que como siempre le dará gracias a Tatica Dios por este país maravilloso… que él piensa destusar hasta que no quede piedra sobre piedra.

-En general, la Navidad es la primavera de la cursilería.

-Este artículo: porque ya sea para pedir amor y paz o para denunciar la Navidad, lo cierto es que en diciembre sólo de eso se habla, hasta el cansancio.

-Muchos niños ticos recibirán regalos fabricados por niños chinos, ¡qué linda es la infancia!

-Compra de fieltro y escarcha para que los niños hagan renos, trineos, guantes, bufandas, botas para la nieve… que probablemente nunca verán en persona.

-Aguantarse la risa satírica del llamado Colacho, que baja con su saco desde la zona del euro hasta nuestros hogares.

-Dar y recibir baratijas pomposamente forradas. Reciclaje inmediato del papel, del lazo y del regalo propiamente dicho.

-Dar y recibir regalos incluyendo la factura “por si lo querés cambiar”. Y querrás.

-Amenaza incipiente de verse obligado a regalar también el día de los Reyes Magos (ya están tratando de ponerlo de moda).

-Resurgimiento de la filosofía. Dígales a sus hijos que la Navidad es amor, y vea a ver cómo hace para explicarles qué es amor sin dinero.

-Repunte de las actividades navideñas no onerosas: cantar, rezar, ver tele, ver tele, ver tele.

-Atropellar o ser atropellado: no es pesimismo, es un dato estadístico. Igual que el incremento de los suicidios.

-Probable aumento de lo que llamamos criminalidad, que puede verse también como la redistribución de lo que Colacho no supo repartir equitativamente.

-Engordar. Y vean qué vueltas da la vida: sobre todo los más pobres. Los ricos comen menos y mejor.
 

4 comentarios:

  1. y la misa del gallo
    del gallo de silverio

    ResponderEliminar
  2. Costa Rica debería cantarle a Manfred Bogarín: "Quién es ese hombre, que me mira y me desnuda".

    ResponderEliminar
  3. SI FUERON INFELICES TAMBIEN EN NAVIDAD, NO ME COPIEN
    ... queridos ciudadanos del mundo, queridos hasta los politicos que se corromperan y ellos aun no lo saben pero todos los demas si, queridos enemigos futuros,queridos amigos del pasado pesado, queridos familiares de adorno, queridos inutiles, queridos deprimidos, queridos hombres machos, queridos gueis y lesbianas, queridos novios que nunca tuve,queridos adornos que jamas pondre en mi casa y espero en la de nadie por venganza, queridos profetas aunque acierten, queridos ricos, queridos niños del africa, queridos sabios del internete, queridos pupas dolientes por todos los males, queridos listos y tontos, queridos futuros dineros aunque nunca lleguen, queridos deudores que espero poder pagar o no, que mas da, querido hasta yo...
    querido 2010, querido, querido, querido, querido...
    uf!!!, que suerte, ya paso navidad!!!!!!!!

    ResponderEliminar