viernes, 21 de octubre de 2011

Cae Jabois, víctima de Acoso Textual


·         Al escritor Manuel Jabois se le vio por última vez frente a su ordenador
·          Habría dejado un rastro de papel higiénico


La madre del escritor gallego Manuel Jabois (pronúnciese Yabuá, pues su familia proviene de la Galicia francesa) ha interpuesto una demanda ante el Tribunal Europeo de Trámites Atípicos (TETAS) contra un grupo de cíberterroristas costarricenses, por un delito tipificado por el Tribunal Penal Internacional de Estocolmo como Acoso Textual.

Según consta en el acta de la demanda, el día de autos Yabuá estaba nervioso y habría llamado a su madre, no para aplacar su nerviosismo sino para contarle que por la noche presentaría un libro en un local de Pontevedra. Extrañado pero complacido, confesóle que a lo largo del día una gran cantidad de gente de Costa Rica pedíale amistad en facebook, sin haber estado él nunca en ese idílico país. Ajeno a la desgracia que se cernía sobre su cabeza, quizás edulcorado por las falsas mieles de la adulación, fue aceptando la “amistad” de todos aquellos desconocidos.
Después de la presentación del libro, Yabuá se fue de copas con sus admiradores, como manda el protocolo, al que él llama jocosamente “el protocoño”, según relato de la madre. Esa ausencia fue el momento que la ciberbanda costarricense aprovechó para irrumpir en su facebook y en su página web. Una vez allí, se adueñaron de cosas de su autoría, plagiaron todo lo que pudieron y aún dejaron unas cuantas notas que podrían considerarse lascivas u ofensivas, depende. Pero a las 4:00 am (hora gallega), el mismísimo Yabuá apareció por su muro sin signos de ebriedad. “La sorpresa fue mutua y mayúscula”, declaró su madre.
 Aunque el escritor intentó poner orden y explicar a los ahí presentes que él estaba trabajando, los advenedizos costarricenses hicieron mofa de él e incluso fue agredido por dos presuntas mujeres, al parecer las célebres Montero & Murillo, quienes ya tienen antecedentes por crímenes contra la salud reproductiva. Ellas le habrían tocado o retocado un par de textículos.
Según consta en los archivos de la Interpol, Montero (alias Cómemeloentero) y Murillo (alias Polculodamebrillo) son autoras intelectuales de notables falsificaciones ideológicas y poseen un peculiar patrón criminalístico aleatorio. Al no existir registros fotográficos, incluso se especula que pudiera tratarse de un mismo sujeto(a), de sexo ambiguo(a).
La madre de Yabuá clamó a las autoridades por la desaparición de su hijo, y dio las gracias. Anoche aún vibraba, en la pantalla del computador del autor desaparecido, la imagen de un mapa de Centroamérica. Las autoridades vislumbran en este hecho y en el rastro de papel higiénico dos pistas “meridianamente claras”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada